Barroco (temas usuales)

 Teatro Barroco

El desarrollo de la acción está más interesado en captar la intimidad del vivir diario, que en las profundidades psicológicas de los personajes.

Dentro de la producción teatral de Lope pueden distinguirse cinco grandes grupos: el de historia y leyenda española; el histórico y novelesco de tema extranjero, el costumbrista, el pastoril y mitológico y el religioso.

En el grupo de las comedias de historia leyenda española, uno de los más importantes en su producción, aparecen obras basadas en la tradición (crónica, cantares, romances) las cuales introducen en la escena una parte considerable de la historia de España como la comprendida entre la Edad Media y el reinado de Felipe II. Entre ellas destacan las que se centran en el tema del honor y de los conflictos entre ofensor y ofendido (aspecto lo podemos relacionar con la obra del “Lazarillo de Tormes”); son particularmente valiosas las tituladas “El mejor alcalde, el rey”, “Peribañez y el comendador de Ocaña” y “ Fuenteovejuna”. Este último se basa en un hecho real producido en el pueblo de Fuenteovejuna (córdoba) enmarcado en las luchas que enfrentaban a los Reyes Católicos y las ciudades contra la Beltraneja, el rey de Portugal y la nobleza feudalista, donde destaca la valentía, el valor y la protesta social. En las tres anteriores obras se da un apoyo del rey a la venganza y el ultraje.

En las comedias históricas y novelescas de asunto extranjero, y mitológicas, Las mitológicas se inspiran en las Metamorfosis de Ovidio, es un poema en quince libros que describe la creación e historia del mundo mitológico. Son dramas cortesanos, para la alta aristocracia. A veces los mismos reyes o nobles actuaban en ellas. También son llamadas “comedias de teatro, comedias de cuerpo, o comedias de ruido”, con finales de deus ex machina. Deus ex machina es una expresión latina que significa «dios surgido de la máquina». Se origina en el teatro griego y romano, cuando una grúa (machina) introduce una deidad (deus) proveniente de fuera del escenario para resolver una situación.

Las comedias costumbristas se dividen en dos tipos básicos, por una parte las de ambiente urbano o de capa y espada, en las que se da una imagen idealizada de la vida cortesana de la época, como en “El acero de Madrid” (1612) o “La dama Boba” (1613). Por otro lado encontramos las de ambiente rural, que suponen una exaltación de la vida campesina frente al ambiente cortesano. Entre estas obras sobresale “El villano en su rincón” (1614)

En el grupo de comedias pastoriles Las pastoriles son de imitación italiana renacentista, principalmente inspiradas en la Arcadia de Sannazaro

El último grupo es el de temática religiosa, que lo forman por una parte, comedias basadas en el Antiguo y Nuevo testamento, como “El nacimiento de Cristo”, o basadas en vidas de santos, como “La bueno guarda”. Por otra parte está constituido por autos sacramentales, que no consiguen llegar al nivel que Calderón logra en éste género, en las que priman la emotividad y el sentimiento lírico. Podemos destacar “La siega” y “El auto de los cantares”.

Aubrun reduce la categoría temática de la comedia lopesca a tres temas: el amor, el honor y la fe. Francisco Ruiz Ramón, sin embargo, prefiere hablar de dramas del poder injusto entre un noble y un plebeyo o un plebeyo y el rey, o el rey y el noble; de dramas de honor y de dramas de amor.

El teatro grecolatino y el renacentista observan una rígida separación entre la materia trágica y la cómica, mientras que el teatro lopesco mezcla lo trágico (personajes nobles y hechos desgraciados) con lo cómico (personajes de baja condición y acontecimientos divertidos) en proporciones variables. Contando con el modelo precedente de La Celestina.

Lope no respeta ninguna de las tres acciones de la Poética de Aristóteles:

  1.  
    1. La acción suele girar en torno a un protagonista con un solo cometido, aunque no desdeña las acciones paralelas, siempre que no distraigan la atención del argumento principal.

    2. Para mantener la atención del público, apuesta una acción vertiginosa, donde los personajes siempre han de estar haciendo y diciendo cosas. Este dinamismo impedía respetar la unidad de tiempo clásica, que se limitaba a una sola jornada.

    3. La unidad de espacio, lógicamente, era inviable con estos planteamientos: la variedad de escenarios era un atractivo más del teatro nacional.

Las obras tienen más de una acción. Suele haber dos acciones paralelas: una protagonizada por personajes nobles, y otra, por los criados o personajes humildes.

Por ejemplo en una obra llamada Peribáñez y el comendador de Ocaña, aparte de la trama principal entre Peribáñez, el Comendador y Casilda, pasa algo muy parecido entre los criados, pues Leonardo, el cómplice de el Comendador, está interesado en Inés, la amiga de Casilda, además de Leonardo, a Luján también le interesa. Este era un guardador de las cuadrigas, mientras que Leonardo es un criado de más dignidad y honor.

Un ejemplo es la del caballero: el gracioso desarrolla una acción paralela cómica a la de su amo.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: